Suscríbete gratis y entérate de todas las novedades por e-mail

martes, 2 de octubre de 2012

Características del ambiente creativo



caracteristicas del ambiente creativo
En numerosas ocasiones, nos proponemos apelar a nuestra creatividad para solucionar problemas en algún tipo de trabajo, ya sea remunerado o no. ¿Pero en qué contexto tienen lugar estas nuevas ideas? ¿Cuáles son las características de un ambiente creativo que nos ayude a mirar diferente una situación y encontrar conexiones que antes no veíamos?
[Imagen: Sxc.hu]

En líneas generales, es posible entender la creatividad como un proceso en el que se plantea claramente una situación problema, y luego de innovar o de alterar ciertos elementos, se origina una idea, concepto o esquema nuevo que suele satisfacer ciertas necesidades. El contexto en el que nos encontramos, tiende a enmarcar la forma en que percibimos distintos aspectos y las herramientas con las que contamos. De ahí, la influencia de un ambiente creativo sobre nuestra predisposición a pensar alternativas.

Algunas características interrelacionadas que pueden encontrarse en un contexto que favorezca la creatividad;

Compromiso: referido a qué tan implicados nos sentimos respecto a tareas diarias, comprendidas en metas a corto, mediano y largo plazo.

Motivación: va de la mano con el punto anterior, y es uno de los aspectos que más sobresalen cuando pensamos en trabajo creativo. El pensar en las metas como un objetivo que se desea alcanzar, significa compromiso con las actividades, un sentido que se les atribuye y una energía que se decide invertir en las mismas.

Disfrute: cuando nos sentimos deseosos de invertir tiempo y energía en un proyecto, pensando distintas estrategias para lograr lo que queremos de forma más rápida y eficiente, es común sentir también, que podemos ser espontáneos y nos encontramos en un ambiente seguro. Si debemos trabajar con otros, en esta atmósfera distendida las bromas agradables y la risa hacen parecer que las horas transcurren rápido.

Libertad: realizar al menos gran parte de las tareas como queremos, denota cierto nivel de autonomía, en un ambiente donde los roles y guías no son demasiado estrictos, y las nuevas ideas son recibidas de manera atenta, abierta y realista.  

Confianza: tanto en nosotros mismos como en compañeros o supervisores. La confianza es uno de los pilares del ambiente creativo, ya que nos permite tener una actitud abierta, sintiendo que podemos ser sinceros, que recibiremos actitudes y opiniones honestas de los demás, así como que somos parte y podemos contar con un grupo de apoyo.

Ciertos aspectos físicos de nuestro lugar de trabajo, también hacen a un ambiente creativo, como una adecuada higiene e iluminación, un nivel bajo o al menos moderado de ruido, espacio para desplazarse cómodamente y orden, éste último aspecto visual contribuye especialmente a sentir que tenemos más control sobre lo que hacemos. Todo ello, es también considerado cada vez más por empresas que desean fomentar la creatividad de sus empleados.

Es muy común que los lugares donde debamos presentar nuevas ideas, comprendan ciertas reglas para aceptarlas, éstas suelen existir por buenas razones y siempre que no sean rígidas en extremo, podemos capitalizarlas proponiendo alternativas más elaboradas con detalles más cuidados que las hagan adaptarse mejor a la práctica. El que nuestras propuestas no sean admitidas demasiado fácilmente, suele llevarnos a pensarlas más y presentarlas mejor.

Si bien la creatividad implica poner en práctica nuevas ideas, es un proceso mayoritariamente de investigación y reflexión, que puede ser más o menos facilitado según las características del contexto donde se realice, detenernos a pensarlo y pensarnos, es un primer paso para construir y fomentar un ambiente creativo.